Se forma a los trabajadores en dos áreas muy diferenciadas: 


Desarrollo de competencias emocionales para potenciar:

  • La automotivación de los trabajadores, desarrollando el sentimiento de pertenencia y la implicación con la empresa.
  • Su autocontrol en situaciones conflictivas, con fuerte cargas emocional.
  • Una buena autoestima que facilita una actitud activa y participativa.
  • Empatía, para entender la postura y actitud de los demás.
  • Inteligencia emocional.


Desarrollo de competencias profesionales:

  • Comunicación eficaz, que ayuda a reducir los tiempos y los malos entendidos.
  • Habilidades sociales, tanto para el manejo de situaciones cotidianas como de aquellas que pueden dar origen a conflictos.
  • Gestión positiva de los conflictos.


Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted