Publicado: 30 de Enero de 2014


En la actualidad, ya nadie discute el efecto de las sonrisas en las personas. A todos nos gusta la gente que nos sonríe de verdad, la gente que te recibe con la cara amable de una sonrisa. Pero "el efecto sonrisa" va mucho más allá.

Yo os propongo un mínimo de 100 sonrisas al día para descubrir qué es "el efecto sonrisa".

Sin embargo, alguien se puede preguntar: "... pero ¿Son necesarias 100 sonrisas al día?, ¿Voy a saludar a tanta gente al cabo de un día?"

La respuesta es fácil: las sonrisas no sólo deben ser para los demás, debemos ser los primeros receptores de nuestras propias sonrisas: sonríe por la mañana a la imagen que te devuelve el espejo, sonríe ante un buen libro que te tiene enganchada/o, sonríe ante una foto impresionante en una revista y sonríe cuando caminas por la calle, porque sí. Te sorprenderá la cantidad de gente que te devuelve esa sonrisa.

Y por supuesto ¡¡¡¡No dejes de sonreír a los que están cerca de ti, a los que te cuidan, te miman, te quieren,… por estar ahí!!!!!

Sonríe cuando escribes, cuando trabajas, cuando subes o bajas escaleras, sonríe cuando haces ejercicio, sonríe cuando das las gracias..... SONRÍE

Pruébalo durante una semana y para entonces ya habrás conocido qué es el "Efecto sonrisa", tanto en ti como en los demás.